Archivo mensual: agosto 2015

Estimado monarca (o cómo se tenga que decir), de David Abril (traducción del catalán)

04/08/2015

Estimado monarca (o cómo se tenga que decir)
Por David Abril en Vilaweb : http://www.vilaweb.cat/noticies/estimat-monarca-o-com-correspongui/

Te escribo estas líneas para excusar mi asistencia y la de mi partido, Mes por Mallorca, del cual soy portavoz en el parlamento, a la recepción que ofreces mañana en la Almudaina.

Primero, porque si no creo en los Reyes de Oriente, no sé por qué tendría que creer en ti ni en la naturaleza de tu autoridad. Sí, lo dice un papel que denominan constitución, que ni tú ni yo tuvimos la oportunidad de votar, porque no teníamos edad (y ya van así casi dos generaciones) y que convierte el principio de igualdad de este país en una quimera, porque nos hace diferentes, a ti y a mí, con los tuyos y los míos. Tuve que prometer hace unas cuántas semanas (por imperativo legal, eso sí) guardar fidelidad sobre este mismo documento que, día sí día también, acontece papel mojado, sobre todo cuando se trata de proteger los derechos más fundamentales de sus presuntos súbditos, como por ejemplo la educación, la sanidad, la vivienda o el derecho de decidir sobre cualquier cosa que nos afecte.

Segundo, porque además de no creer en reyes, aunque sean campechanos y se casen con plebeyas, tampoco me son simpáticos los dictadores, como el que nombró a tu padre sucesor suyo. El año pasado tuvisteis la oportunidad de enmendarlo y de estar a la altura de las exigencias democráticas de la sociedad expresadas claramente el 15-M, pero no fue así. ¿Hacía falta volver a esquivar la democracia y asegurar la sucesión de tu padre con un procedimiento ‘exprés’ junto con los grandes partidos de un sistema político en decadencia? ¿No habría sido el momento de escuchar el pueblo, de abrir un proceso constituyente en qué pudiéramos decidir, entre más cosas, quién tiene que ser nuestro jefe de estado? Obviamente, Felipe, si hubieras querido hacerlo, te podrías haber presentado a las elecciones, como hice yo hace un par de meses y, si hubieras tenido suficientes votos, te habrías ganado el cargo. Aunque dudo que hubieras querido optar, con los enormes sacrificios que os toca hacer a tú y a los tuyos, y con todo aquello a lo que tenéis que renunciar últimamente, según explica la propaganda oficial.

Tercero, porque las vacaciones de tu familia hace años quizás eran una de estos iconos veraniegos que contribuían al turismo a nuestra isla y, aunque no se ha elaborado nunca un estudio o sondeo sobre esta cuestión, habría que recordar que habéis sido doblemente subvencionados por los mallorquines durante todos estos años. Primero, con el presupuesto de la Casa Real vía impuestos y presupuestos generales; segundo, con los gastos ‘extra’ de esta estancia, incluyendo prebendas como por ejemplo el yate Fortuna, que algunos empresarios y el pueblo de las islas regalaron a tu padre, del cual también has disfrutado, y que, aunque nos lo ha vuelto, nos continúa costando dinero.

Tampoco es que algunos miembros de tu familia, como por ejemplo tu hermana y tu cuñado, hayan contribuido nada a la buena imagen de una tierra castigada por la corrupción de sus políticos, sino que han formado parte activa de esta lacra. En este punto tengo que agradecerte que incluso tú mismo lo hayas advertido y les quitaras hace poco el título de duques de Palma, porque su actitud manchaba el buen nombre de nuestra ciudad, que es la capital de esta tierra. Y que, por cierto, es así: Palma, a palo seco (no ‘de Mallorca’).

Cuarto, porque este año se cumplen trescientos años del hecho que otro Felipe de tu mismo linaje, Felipe V, liquidara las instituciones y las leyes propias del antiguo Reino de Mallorca por derecho de conquista, porque ya hace siglos se sabía que para administrar unas cuántas islas hacían falta instituciones y gobernantes próximos, que velaran por los intereses de unos pueblos condicionados por el hecho de estar rodeados de mar. Tampoco se conformó con aquello, y prohibió nuestra lengua y costumbres con el designio de hacerlas desaparecer, cosa que obviamente no consiguió pero que causó mucho mal porque, incluso hoy, el catalán no puede tener un uso normalizado. Por todo este mal causado, aunque tú no te sientas corresponsable de los actos de tus antecesores (los de tu misma sangre azul), este tricentenario sería un buen momento para que pidieras perdón. Pero contrariamente a esto, veo que, como jefe de las fuerzas armadas, celebráis los tres siglos de ocupación militar de las islas. Así, sin complejos.

Finalmente, me ha ofendido tu reacción a las insinuaciones de algunos de mis gobernantes por la apertura del recinto de Marivent (y por cierto, no solamente de los jardines): has dicho que te parecía bien, que podíamos hablarlo. Y no, nuevamente, esta no es la actitud. Me gustaría recordarte que al poco de nombrarlo su sucesor, hace cuarenta y dos años, Franco cedió el palacio a tu padre para que disfrutarais de vuestras vacaciones. De este modo violasteis la voluntad de la familia del pintor Saridakis para que el espacio estuviera abierto al público y se compartiera su arte. Habría sido un gesto mucho más generoso con la sociedad que no cazar elefantes. Esta cesión se mantiene por un acuerdo de la diputación de entonces (que hoy es el gobierno autonómico). Y los grupos políticos de la actual mayoría de izquierdas hemos decidido que podéis continuar veraneando aquí, si queréis, pero que el resto del año las instalaciones tienen que estar abiertas en el pueblo. Por lo tanto, y con todo el afecto, nos importa bien poco tu opinión en este asunto: es un mandato al cual daremos cumplimiento.

Por todo esto, entenderás que no me apetezca ir a la recepción a que nos invitas. Otra cosa sería que hubieras decidido, como hacen otros jefes de estado, incluso en países poco o nada democráticos, como por ejemplo el estado vaticano, visitar las instituciones que representan aquellos que te acogen: el Ayuntamiento de Palma, el Consejo Insular, el parlamento, el consulado…, ponerte a disposición de los representantes de este pueblo y mostrar agradecimiento sincero por todo aquello que os hemos dado. Tan sólo en este caso, podrías haber contado conmigo.

Atentamente,

David Abril, diputado y portavoz de Mes por Mallorca en el parlamento

@JmRLluch

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized